Hola a todos, reciban mil bendiciones en ustedes y en sus familias.   Tengo alrededor de un mes en el grupo, y como todos los miembros mi historia no es nada diferente a la de muchos de ustedes, he leído cada testimonio y orado por cada situación difícil que enfrenta algún miembro.   Pero anoche al hacer mi oración final del día y pedirle a Dios que platicara conmigo, me pidió algo muy concreto: Ved ahora lo que hizo con vosotros   y dadle gracias públicamente.   Alabad al Señor, que hace justicia;     dad gloria al Rey eterno. Mi esposo aún no regresa a casa, pero tengo que agradecerle a Dios por que cada día el esta obrando en nosotros.  Yo soy otra persona, muy diferente a la que fui hace unos meses, y mi testimonio es hermoso en verdad…Una noche del mes de noviembre estando embarazada de mi tercer bebe, y sola en casa, desde hacía seis meses puesto que yo había corrido a mi esposo de ella, porque no lo amaba, porque sentía un gran rencor hacia él, le tenia tanto odio, y mi corazón era de piedra, no me importaba enfrentar mi embarazo sola, ni el hacer me cargo de mis hijas yo misma, me creía autosuficiente, (que tonta en verdad) a Dios lo tenia en un rincón bien alejado de mi y de mis hijas, mi esposo hasta unos meses antes había intentado todo por recuperar nuestro matrimonio, pero mi corazón seguía endurecido, el realmente nunca me había faltado en ningún aspecto, era un hombre fiel, respetuoso, entregado a su familia, pero yo simplemente tenia mi corazón endurecido, y fue ahí que algo paso…   Había mucha gente orando por mí…en especial mi suegra, supe después que cada noche oraba para que mi corazón cambiara, para que Dios me entregara un corazón de carne lleno de su espíritu. Lo que paso lo siento así, un llamado de DIOS, no tengo explicación para eso, más que decir que fue la respuesta a muchas oraciones.     Una noche tuve un sueño, mi esposo llegaba a casa recogía algunas cosas y al salir me decía, lo siento pero ella me ama y me entiende, con ella estoy mejor, y se despedía…en ese momento desperté y todo el odio y rencor que sentía, que sentí por mas de dos años, indescriptiblemente desapareció, ya no pude volver a dormir era un jueves, así que desperté llamando a mi esposo, quería platicar con él, quería verlo, era increíble el deseo que sentía por verlo, cuando lo llame se sorprendió, y no me creía que quisiera verlo, y se negó. Nos vimos hasta un sábado, le dije que quería arreglar las cosas que debíamos hablar, pero me dijo que no, que el no tenia ya deseos de arreglar nada, yo no supe que en realidad si existía otra persona hasta tres meses después.   Desde esa noche de Noviembre mi Dios, me jalo tanto me ha llamado tanto a mi conversión que ahora se que todo esto sucedió con el único fin, de que volviera mis ojos a él…a DIOS, porque después de la angustia de la desesperación y de todo lo que he vivido estos meses, he aprendido algo tan valioso, nada pasa sin que el lo sepa, nada ocurre sin no es porque el lo tiene planeado así, ahora en mi hay una calma tan grande, hay paz, hay amor, mucho amor, hay confianza. Me abandone a mi Señor, me he entregado a él, para que el disponga de mi vida y de mi matrimonio. Cuando puse a Dios como centro de mi vida todo cambio….   Mi esposo no ha vuelto a casa, pero yo sigo mi conversión, con mi cambio, el sigue con esa relación, pero yo confió tanto en DIOS que se, que al final todo esto tiene el fin de que seremos un matrimonio restaurado y daremos testimonio de nuestra restauración, confió plenamente en eso….     6  ‘Si os volvéis a Dios de todo corazón   y con toda el alma,   y obráis sinceramente ante él, e   él se volverá a vosotros   y no se os ocultará más.   7  Ved ahora lo que hizo con vosotros   y dadle gracias públicamente.   Alabad al Señor, que hace justicia;   dad gloria al Rey eterno.   POR ESO…ALABADO SEA MI DIOS, ALABADO SEA EL SEÑOR, QUE CONVIERTE AL PECADOR Y TIENE PIEDAD DE EL, QUE OBRA EN CADA UNO, Y QUE NUNCA NOS ABANDONA, GRACIAS SEÑOR PORQUE DERRAMASTE TU ESPIRITU EN MI, PORQUE TU ERES FIEL A TUS PROMESAS ME DISTE UN CORAZON DE CARNE Y CAMBIASTE MI CORAZON DE PIEDRA…AHORA SEÑOR SOLO TE PIDO QUE ME TOMES EN TUS MANOS Y TERMINES TU OBRA RESTAURANDO MI MATRIMONIO SI ES PARA GLORIA TUYA. AMEN.