Devociones Marianas

7 Items

Salve

Dios te salve, Reina y Madre de misericordia, vida, dulzura y esperanza nuestra:Dios te salve. A ti llamamos los desterrados hijos de Eva; a ti suspiramos, gimiendo y llorando en este valle de lágrimas. Ea, pues, Señora abogada nuestra, vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos y, después de este destierro, muéstranos a Jesús, fruto […]

Magnificat

Proclama mi alma la grandeza del Señor, se alegra mi espíritu en Dios mi Salvador, porque ha mirado la humillación de su esclava. Desde ahora me felicitarán todas las generaciones porque el Poderoso ha hecho obras grandes por mí. Su nombre es Santo y su misericordia llega a sus fieles de generación en generación. Él […]

Letanías

Señor, ten piedad Cristo, ten piedad Señor, ten piedad. Cristo, óyenos. Cristo, escúchanos. Dios, Padre celestial, ten piedad de nosotros. Dios, Hijo, Redentor del mundo, Dios, Espíritu Santo, Santísima Trinidad, un solo Dios, Santa María, ruega por nosotros. Santa Madre de Dios, Santa Virgen de las Vírgenes, Madre de Cristo, Madre de la Iglesia, Madre […]

El Angelus

EL ANGELUS V. El Ángel del Señor lo anunció a María. R. Y concibió por obra del Espíritu Santo.       Dios te salve, María… Santa María… V. He aquí la esclava del Señor. R. Hágase en mí según tu palabra.    Dios te salve, María… Santa María… V. El Verbo se hizo carne. R. Y […]

El Santo Rosario

NO ESTOY YO AQUÍ QUE SOY TU MADRE  VIRGEN DE GUADALUIPE A SAN JUAN DIEGO  1531  MENSAJESDEDIOSALMUNDO.BLOGSPOT

 Cómo se reza el Santo Rosario? En el nombre del Padre y del Hijo y del Espiritu Santo. Amen. Oración de Sellamiento (ver oraciones básicas o clic aqui) Invocación al Espíritu Santo (ver oraciones básicas o clic aqui) Intenciones del Santo Rosario Arrepentimiento y disposición de nuestro corazón. (ver oraciones básicas o clic aquí) Credo […]

Acto de Consagración a María Santísima

Acto de Consagración ¡Oh Señora mía, oh Madre mía!, yo me entrego del todo a Ti, y en prueba de mi filial afecto, te consagro en este día mis ojos, mis oídos, mi lengua y mi corazón, en una palabra, todo mi ser, ya que soy todo tuyo, ¡oh Madre de bondad!, guárdame y protégeme […]

Bendita sea tu pureza

  Bendita sea tu pureza y eternamente lo sea, pues todo un Dios se recrea en tan graciosa belleza. A Ti, celestial princesa, Virgen Sagrada María, te ofrezco en este día, alma, vida y corazón. Mírame con compasión, no me dejes, Madre mía.