Este es el ayuno que yo amo -oráculo del Señor-, soltar las cadenas injustas, desatar los lazos del yugo, dejar en libertad a los oprimidos y romper todos los yugos; Isaías 58.6