Feliz quien recibe ayuda del Dios de Jacob, quien pone su esperanza en el Señor su Dios. Salmo 146,5