La Fe del corazón te procura la justicia, y tu boca, que lo proclama la salvación, Le Escritura ya lo dijo , El que cree en El no quedara defraudado. Romanos 10 10-11