Leerás continuamente el libro de esta Ley y lo meditarás para actuar en todo según lo que dice. Así se cumplirán tus planes y tendrás éxito en todo. Yo soy quien te manda; esfuérzate pues, y se valiente. Josué 1,8 El hombre de bien deja su herencia a los hijos de sus hijos, la riqueza del pecador está reservada para los justos. Proverbios 13,22