Luego Dios el Señor dijo, "No es bueno que el hombre esté solo. Le voy a hacer a alguien que sea una ayuda adecuada para él" Génesis 2.18