Si te volvieres al Omnipotente, serás edificado; Alejarás de tu tienda la aflicción. Job 22,23