No estén siempre pendientes de lo que comerán o beberán; no se atormenten. Los que viven para el mundo presente se preocupan por todas estas cosas. Ustedes, en cambio, piensen que su Padre sabe lo que necesitan. Por tanto trabajen por su reino, y el les dará todas estas cosas por añadidura. Lucas 12,29-31