No tendrás que temer desgracia alguna, pues contigo está Yahvé, rey de Israel. Sofonías 3, 15b