Nunca tomes una decisión importante en estado de Pecado. Tómala siempre en estado de gracia y luego de haber hecho oración.