Pero los que esperan en Yahvé sentirán que se les renuevan sus fuerzas, y que les crecen alas como de águilas. Correrán sin fatigarse y andarán sin cansarse. Isaías 40,31