"La mujer sabia edifica su casa; mas la necia con sus manos la derriba." Prov. 14,1