Toda decisión importante de tu vida consúltala siempre con Dios.