Y Dios, que es quien da constancia y consuelo, los ayude a ustedes a vivir en armonía unos con otros, conforme al ejemplo de Jesucristo, para que todos juntos, a una sola voz, alaban al Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo. Romanos 15,5-6