"Porque yo sé los planes que tengo para vosotros"–declara el Señor–"planes de bienestar y no de calamidad, para daros un futuro y una esperanza. "Me invocaréis, y vendréis a rogarme, y yo os escucharé. "Me buscaréis y me encontraréis, cuando me busquéis de todo corazón. Jeremías 29,11-13