"Sean valientes y firmes, no teman ni se asusten ante ellos, porque Yahvé, tu Dios, está contigo; no te dejará ni te abandonará." Deuteronomio 31,6