¡Todo lo puedo en Cristo que me fortalece! (Filipenses 4,13)