Amarás a tu prójimo y odiarás a tu enemigo. Pero yo les digo "Amen a sus enemigos, rueguen por sus perseguidores; así serán hijos del Padre que está en el cielo". San Mateo 5,43-48