Así dice Yahvé, el que te salva, el Santo de Israel, "Yo soy tu Dios y te enseño lo que te es provechoso, indicándote el camino que debes seguir." Isaías 48,17