Así que no se preocupen, preguntándose, . ¿Qué vamos a comer? o ¿Que vamos a beber? o ¿Con que vamos a vestirnos?. Todas estas cosas son las que preocupan a los paganos, pero ustedes tienen un Padre celestial que ya sabe que las necesitan. Por lo tanto, pongan toda su atención en el reino de los cielos y en hacer lo que es justo ante Dios, y recibirán también todas éstas cosas. Mateo 6,31-33