Así volverán los que ha salvado Yahvé y vendrán a Sión entre gritos de alegría, una dicha eterna resplandece en sus rostros. ¡Alegría y felicidad los acompañarán, y lejos quedarán las penas y los suspiros!. Isaías 51,11