Entreguen, pues la decima parte de todo lo que tienen al tesoro del templo, para que haya alimentos en mi casa, traten después de probarme, dice Yahve de los Ejércitos, para ver si les abro las compuertas del cielo o si derramo para ustedes la lluvia bendita hasta la ultima gota. Malaquías 3,10