Hace un tiempo… No recuerdo cuando… Todo en mi hogar estaba gris, triste… Imposible!, las peleas eran continuas, los llantos, los enojos, las caras largas, era todo contra todo. Mi hijo mayor me peleaba todo el tiempo, mis otros hijos me miraban con odio, mi esposo solo llegaba a casa para desestabilizar. Me ignoraba, me agredía con sus silencios, con sus mentiras, con su irresponsabilidad. No se cuanto tiempo fue, ya no lo recuerdo, lo que se es que era doloroso en ese entonces…. Hoy mi casa esta llena de luz, de calor, de colores, de flores, hoy Dios acepto mi invitacion!     Y aunque mi esposo entre y salga de casa con el pretexto de tener mucho trabajo, cuando llega no huele a alcohol, cuando mi hijo tuvo examenes para ingresar a la universidad el programo todas sus actividades para poder acompañarlo, me llama al trabajo para que comporta con el los almuerzos en casa, me llamo tantas veces para contarme de sus actividades, aunque no me las hizo compartir con el. Se que lo que vivo hoy no es normal pero es lo mas proximo a la normalidad que tengo… No reclamo, estoy en paz, no tengo tantas ansiedades, no lloro tanto… Siento que mis heridas estan sanando… Que todo lo que entrego viene a través de mi y no precisamente de mi….     Hoy cuando pregunto que queres Dios de mi… Obtengo respuestas… Ya no pido ni suplico, bendigo y acepto, camino y no corro… Hermanitas, en alguna ocasión conversando en el chat con una persona, creo que al decirle que yo tenia tantos problemas como ella en mi matrimonio, ella se desconcerto!, como podía yo hablarle sin estoy tan mal o peor que ella… Pues hoy entiendo que encontrarnos con Dios es un proceso Divino… Que nada se da por casualidad y si mucho por amor… Y solo el tiene las respuestas…     Les agradezco por compartir tantos momentos conmigo y este es uno mas mi Hijo  ingreso a la Universidad de Ingeniería, mi hija festejo sus 15 años, mi esposo ya no bebe tanto, mi otro hijo no esta tan ansioso y enojado, y yo, heme aqui maravillada con la presencia de Dios en mi corazón…     Hasta tengo sueños cuando me duermo… Y todos tiene significancia para mi… Bueno espero no aburrirlos con mi pequeño testimonio, solo quería manifestarles lo maravilloso que es tener a Nuestro Señor en nuestras vidas y aunque parezca una gran tormenta el nos la presenta como un vaso de agua.     TODO LO PUEDO EN CRISTO QUE ME FORTALECE!!!!     Un gran abrazo de Jesus y Maria .