Para nosotros aun en la lucha por la restauración de nuestros matrimonios y para aquellos los cuales Dios bendijo sus matrimonios, no es un secreto que la desobediencia a Dios y sus mandatos traen consecuencias negativas a nuestras vidas. Tal fue el caso de Acan que por su desobediencia y pecado, Dios procedió a quitarle a todo un pueblo su bendición. En el Capitulo 6 de Josué, nos narra la conquista al Jericó, victoria que entrego el Señor a Josué.

Uno de los principales mandatos que Dios dio a Josué está expreso en el versículo 18: Ahora Vosotros guardaos de tocar cosa chica o grande, contraviniendo a las ordenes dadas; para no hacernos reos de prevaricación y no envolver a todo el campamento de Israel en la culpa y llenarles de turbación (Josué 6,18). Luego en la siguiente batalla en Hai, los hombres de Josué quedaron derrotados y abatidos por el enemigo, entonces : Josué rasgo sus vestiduras y estuvo postrado pecho por tierra delante del Arca de Señor hasta la tarde, así como todos los ancianos de Israel y cubrieron de cenizas sus cabezas. Y exclamo Josué: Oh Señor mi Dios!, por que has querido pasar a este pueblo el Rio Jordán para entregarnos en manos del Amorreo y exterminarnos?, ojala nos hubiésemos quedado como estábamos al otro lado del Jordán!(Josué 7,6 7). Y el Señor le dijo a Josué: Levántate porque yaces postrado en tierra? Israel ha pecado y violado mi pacto, han tomado de lo destinado al anatema, han robado y faltado a la fidelidad y lo han escondido entre sus equipajes. (Josué 7,10 11).

,Queridos hermanos Dios es un Dios Justo, es un Dios fiel, es un Dios Claro, es un Dios Perfecto, nosotros cuando estamos en la lucha pasamos por diferentes batallas. El Señor nos da en su mayoría ordenes, nos da estrategias para obtener la Victoria, bien sea aun en el camino a la restauración o al entregarnos la victoria de la restauración de nuestros matrimonios. Todo aquello que el Señor nos ha indicado dejar, no tocar, no tomar, no traer, no admitir, cambiar etc., debe ser cumplido, debe ser obedecido, si no las consecuencias podrían ser devastadoras tales como lo fueron para el campamento de Israel. Por ejemplo: Si Dios ha entregado la victoria de la restauración, al esposo o esposa volver a casa, si nosotros comenzamos a traer, tales cosas como: la falta de perdón, las palabras agresivas, el orgullo, la altivez etc., estaremos en peligro de ser derrotados nuevamente por el enemigo. Si el esposo o esposa que vuelve a casa, no deja en el país lejano cosas tales como: la pornografía, la falta de perdón, la falta de compromiso entre otros, correremos el riesgo de que Dios quite su bendición y por falta de fidelidad, al traer un botín a casa que fue usado para el exterminio y que Dios ordeno dejar, esto nos hará perecer en procedentes batallas. Cuales fueron las consecuencias del pecado y desobediencia de Acan? La muerte de muchos Irrealistas, y sus muerte junto a los suyos apedreado por orden del Señor (Josué 7,26). Ahora bien meditemos: Cuáles cosas, procederes y actitudes, Dios me esta pidiendo no traer, no tocar, dejar..?. Dios obra Justamente y no puede ser burlado, cuando permite duras pruebas a unos por los pecados de otros. No solamente Acan fue perjudicado, todo el campamento sufrió la grave consecuencia de su desobediencia, es decir, en dado caso de actuar como Acan traeremos no solo desgracias personales, sino a toda la familia. Otros ejemplos bíblicos son expresados en: Judas 1, 22-23, Tengan compasión de los que dudan, a otros sálvelos arrebatándoselos al fuego eterno. Compadézcanse de los demás pero tengan cuidado; aborrezcan hasta la ropas que hayan sido contaminadas por sus cuerpos.

Debemos evitar al máximo la desobediencia a cualquier mandato de Dios, más aun en alguna victoria, traer cosas con nosotros, que Dios determino dejar atrás será devastador para los siguientes tiempos en nuestras vidas, tal lo expresa en cuando un espíritu maligno sale de una persona, va por lugares áridos, buscando descanso sin encontrarlo. Entonces dice: “Volveré a la casa de donde salí.” Cuando llega, la encuentra desocupada, barrida y arreglada. Luego va y trae a otros siete espíritus más malvados que él, y entran a vivir allí. Así que el estado postrero de aquella persona resulta peor que el primero (Mateo 12,43-45). Luego del reconocimiento y la muerte de Acan, Dios perdono y mando a purificar a su pueblo, otorgándole la conquista de la ciudad de Haí. Meditemos entonces que es lo que Dios me ha dado por mandato que no estoy cumpliendo?, Que es lo que Dios me esta pidiendo no traer a casa y no obedezco?. Pidamos auxilio al Espíritu Santo para que nos revele, pidamos perdón, entremos en completa obediencia y sigamos en victoria por medio de Cristo Jesús .Amen Bendiciones. Miembro de JSMF.