Hermanos y hermanas en Jesús y María: Hace ocho años, después de un período de posicionamiento en la red, el 27 de Abril de 2.007, Cristo empezó a glorificarse, una vez más, en su pueblo mostrando caminos de restauración, amor, perdón y paz en los corazones afligidos de hermanos que sufren por el abandono de sus pródigos, a través de Su obra magna JSMF. Es de todos conocido que Dios, a través de una visión puesta en un sueño, nos hizo saber su Santa Voluntad, al ordenarnos fundar su obra, para bien de los que le amamos. Estaremos cumpliendo un nuevo aniversario de batallas ganadas y de restauración personal de miles de hermanitos (as), al mostrarles caminos nuevos de salvación y de centenares de matrimonios restaurados en su infinito amor. Hemos visto a miles de hijos de Dios, en Cristo, en un total cercano a las once mil (11.000) hermanos (as) afiliados los más de cuatrocientos cincuenta (450) matrimonios restaurados, con la fe recuperada, bebiendo de la fuente del amor perfecto y eterno que es Él y encontrar en Él caminos de fe y esperanza al ponerse bajo la ‘Sombra del Altísimo’ buscando refugio y paz. No olvidemos que la respuesta de Dios a nuestras oraciones no es en nuestro tiempo sino en el Suyo, solo nos pide que confiemos en su amor y en su misericordia y que no perdamos la esperanza. En estos nueve años de lucha y bendición, como organización, hemos vivido momentos de crisis que nos han puesto al borde del colapso, el enemigo se ha ensañado con nosotros, pero ‘Las fuerzas del mal no prevalecerán contra Su Santa Iglesia’, y ‘Si Dios está con nosotros, ¿Quién contra nosotros?’ y aquí estamos en pie de lucha, como soldados de Su Ejército en esta tierra, glorificándolo en Cristo y fortalecidos con el poder de Su amor y la presencia del Espíritu Santo entre nosotros. En el nombre de Jesús, quiero agradecer a tantos soldaditos (as) que han engrosado nuestras filas de servidores (as), y muchos continúan, con el paso de los años, sirviendo con amor y dedicación, sin esperar nada solo la bendición de servir a la obra. Pido al Padre del Cielo, en el nombre de Jesús, que derrame torrentes de bendiciones en sus siervos y en sus familias. Tal vez algunos, no han recibido la respuesta que esperaban y sus matrimonios no se han restaurado, porque ya sus pródigos tomaron otros caminos, pero a veces los designios de Dios son incomprensibles y hasta con apariencia de injustos, pero ese es el pensamiento humano, más el pensamiento de Dios es otro, y Él sabe, en Su infinita sabiduría, el por qué lo hace, de algo nos está librando o nos depara otros momentos donde se glorificará en nosotros, entonces entenderemos el porqué y el para qué de Su acción. Pero de lo que sí estamos seguros, es que aún no ha llegado Su momento y actuará de acuerdo a Su santa y sabia voluntad. ¡¡¡No perdamos la fe, que Dios escribe derecho en renglones torcidos!!!…. Quiero dejar constancia de nuestra gratitud con los sacerdotes, enviados por Cristo para bendecir Su obra, que han servidos en todos los eventos, donde se reúnen integrantes de nuestra comunidad virtual, como congresos, Eucaristías y cenáculos y por su intercesión por el pueblo sufriente de Dios. No los enumero porque se me escaparían algunos nombres, pero si deseo agradecer, en forma especial, al Padre Mariusz Maka, que siempre está pendiente de hacer y colaborar en eventos con nuestros cenáculos de Medellín, Cali y Bogotá en Colombia y está permanentemente en contacto con nuestra organización de JSMF. ¡¡¡Gracias Padre por su ayuda, que el Señor lo continúe bendiciendo en su santo Ministerio y que lo llene del Espíritu Santo para honra y gloria Suya!!! Quiero informarles que se está terminando de perfeccionar los estatutos, que regirán nuestra organización, para iniciar los trámites de aprobación ante el Vaticano, utilizando los servicios de un sacerdote, Abogado Canónico. Ya tenemos la bendición de ser reconocidos por Radio Vaticana, los canales católicos ETWN y Cristo Visión, igualmente nos hemos agregado al Movimiento de Laicos Católicos de los Padres Palotinos, bajo la supervisión del Padre Mariusz Maka. Hoy declaramos nuestra gratitud a Dios por darnos el regalo de estar arribando a nuestro noveno aniversario y que pesar de las dificultades estamos en pie, porque Jesús y María, Su Santísima Madre, han estado y estarán presentes con nosotros, dándonos Su protección y Su bendición. Pido a todos los hermanos (as) que nos unamos bajo una misma bandera, con la luz del Espíritu Santo y con la fortaleza de Cristo, en pro de nosotros mismos y de tantos hermanos que sufren el dolor del abandono y el desamor de sus cónyuges. Los invito a que engrosen las filas de servidores, porque ‘La mies es mucha y los operarios pocos’ y recuerden que ‘En el dar está el recibir’ porque ‘Ni un solo vaso de agua que des a uno de estos mis hermanos, se quedarán sin la respuesta de Mi Padre’. Director General de JSMF