Hace 4 meses en medio de una fuerte depresión como consecuencia de la separación (y ahora divorcio) después de clamar a Dios sentí como el amor de Dios me envolvía y me reconfortaba. Hacía un mes que había decidido volcarme a Dios y pedirle que me ilumine. Empecé con la misa y el rosario diarios con la certeza de que Dios me iba a ayudar.   Luego de ese episodio de la superabundancia de la Misericordia de Dios, comencé a sentir que Dios me llamaba (en la oración) a mantenerme firme por mi matrimonio. Yo vivía a 14000 Km de mi país y mi casa, en una isla donde no tenía mucha asistencia espiritual (distinto idioma, religión, etc.). La Providencia me mostró la pagina Jesús salva mi familia y cuando leí “1ros Auxilios para el matrimonio” sentí que Dios me confirmaba su voluntad. Fue realmente iluminador. Al mismo tiempo me mando una persona de la Renovación Carismática que me ayudo a transformar todo ese dolor en oración. Oración de sanación, oraciones para cubrirse con la sangre de Cristo. Me hizo escuchar una radio carismática de EE UU, Neil Vélez “misioneros de Jesús” donde el centro de gravedad de sus prédicas es la Fe. En estas predicas decía que una vez que pedimos con Fe debemos entrar en acción de gracias a pesar de que nuestro milagro todavía no se manifestó, no haciendo caso a las circunstancias, muchas veces en poder del enemigo, ni incluso de los sentimientos, sólo firme en la Fe. Poniendo de acuerdo tus pensamientos y palabras con lo que esta creyendo.   Esto no es fácil, es un combate como decía San Pablo. Seguí todos los consejos del grupo; misa diaria, rosario diario, oración ante el Santísimo y al llegar a la Argentina me fui a un grupo de oración de la Renovación Carismática. Al término de una de estas misas impresionantes, una persona con don de profecía me confirmó lo que Dios me decía. Yo no lo podía creer pero me llenó de fuerzas. Hasta me mostró cosas en sueños y saben que Dios no hace acepción de personas. Si te entregas por completo el hace lo mismo y te llena de regalos !!! para sobrellevar la cruz y ayudar a otros hermanos. Es curioso ver que muchos casos de Restauración matrimonial se dan en la Renovación, no es algo exclusivo por que Dios no se ata a nada. Pero creo que dentro de la fuerza del Espíritu que viene soplando en esta espiritualidad, dentro del nuevo aire (no nueva doctrina !! ni nada parecido) que sopla en la Iglesia esta suscitando este mensaje ” Dios puede y quiere sanar los matrimonios” si vemos las carteleras de las parroquias veremos que hay para todos los gustos menos para restauración matrimonial. Dios no llama a través de esta prueba a volver a El en primer lugar y a formar grupos de acompañamiento y oración donde podamos compartir con otros esta Fe !!   Saben que, seguí los consejos del librito y me dejo guiar por el Espíritu a través de la Palabra, y no dejo de asombrarme. Descubrí muchísimas lecturas de Restauración !!. En una oportunidad el Señor me llevó a el libro de Tobías, se los recomiendo. Ahí me mostró el Señor que hay demonios muy fuertes con la única misión de arruinar matrimonios, pero si lees el libro de Tobías te darás cuenta que de aquello mismo que nos quiere destruir Dios se va a servir para Restaurar y salvar nuestros matrimonios y por ende nuestras familias.  Esta raza de demonios (como lo dice Jesús), a no dudarlo, requiere de ayuno y oración y lleva tiempo. Pero Bendito sea Dios, por que en este tiempo de espera nos vamos a hacer muy santos. Decírselo al enemigo cuando venga con sus mentiras, “seguí influenciando a mi espos@ y de eso voy a dar gloria a Dios y voy a ser un gran sant@”.   Seguimos en contacto.