De JESÚS PARA SOR JOSEFA: <<Escribe para mis almas>> y sin mas preámbulo prosigue: <<El alma que sabe hacer de su vida una continua unión con la Mía, Me glorifica mucho y trabaja útilmente en bien de las almas. Está, por ejemplo, ejecutando una acción que en sí misma no vale mucho, pero si la empapa en Mi Sangre o la une a aquella acción hecha por Mí durante Mi Vida mortal, el fruto que logra para las almas es tan grande o mayor quizá que si hubiera predicado al universo entero.>> <<Y esto, sea que estudie o que hable, que escriba, ore, barra, cosa o descanse; con tal que la acción reúna dos condiciones: primero, que esté ordenada por la obediencia y el deber, no por el capricho; segundo, que se haga en íntima unión Conmigo, cubriéndola con Mi Sangre y con pureza de intención>>. <<¡Cuánto deseo que las almas comprendan esto: que no es la acción la que tiene en sí valor, sino la intención y el grado de unión con que se hace! Barriendo y trabajando en el taller de Nazaret, di tanta gloria a Mi Eterno Padre como cuando prediqué durante Mi vida pública>>. <<Hay muchas almas que a los ojos del mundo tienen un cargo elevado, y en él, dan grande gloria a Mi Corazón, es cierto; pero tengo otras muchas que, escondidas y en humildes trabajos, son obreras muy útiles a Mi viña porque es el amor que las mueve y saben envolver en oro sobrenatural las acciones más pequeñas, empapándolas en Mi Sangre>>. <<Mi amor llega a tal punto, que de la nada pueden mis almas sacar grandes tesoros. Si desde por la mañana se unen a Mí y ofrecen el día con ardiente deseo de que mi Corazón se sirva de sus acciones para provecho de sus almas, y van hora por hora, y momento por momento cumpliendo por amor con su debe, ¡que tesoros adquieren en un día!… Yo les iré descubriendo más y más mi amor… ¡Es inagotable!… Y ¡es tan fácil al alma que ama dejarse guiar por el amor…!>>. Jesús, finalizando Su mensaje, calla. Josefa deja la pluma y queda un instante inmóvil, adorando al Corazón de Cristo, que con tanta condescendencia se le abre. Y Jesús le dice: <<Adiós, vuelve a tu trabajo. Ama y sufre. Déjate cuidar por el mejor de los padres. Abandónate al amor del más tierno de los esposos>> . El mensaje de Jesús es muy bello, es la unión cotidiana con Dios. ¿Acaso a la virgen le conocemos un milagro de ella en vida?, conocemos que intercedió por los esposos, pero la pregunta es… ¿acaso ella, nuestra hermosa madre, no le daba gloria a Dios, cuando cocinaba, barría, cuando lavaba la ropa, cuando hablaba con sus amigas cercanas, todo cuanto ella hacia estaba impregnado y lleno de Dios?, con mayor razón Jesús. Es por eso que no debemos despreciar nuestra vida ordinaria… debemos unirla a Jesús para que El la llene de sus méritos y así, seamos la replica de su vida en nuestros tiempos. Debemos entonces en las mañanas encomendarnos a Dios diciendo: Ven Espíritu Santo a morar en mi, Ven Divina Voluntad ven a reinar en mi vida, Ven Jesús a Amar en mi y yo te acompaño, Ven Jesús a trabajar en mi y yo te acompaño, Ven Jesús a respirar en mi y yo te acompaño, Ven Jesús a moverte en mi y yo te acompaño, Ven Jesús a caminar en mi y yo te acompaño, Ven Jesús a abrazar en mí y yo te acompaño Ven Jesús a dormir en mi y yo te acompaño y así al principio del día. Y en cada acción que hagamos, volvamos a conectarnos con Dios y a ser consientes de su presencia diciendo: Ven Jesús a conducir en mi y yo te acompaño o según la circunstancia. Y estar todo el día en su presencia, es la santidad de lo cotidiano y hacer todo como ofrenda a Dios. ¿Como así? simple.. Si lavo los platos.. los lavo como los lavaría Jesús, Si conduzco, lo hago como lo haría Jesús, Si hablo con mis hijos, lo hago como lo haría Jesús, Si hago un informe para el trabajo. pues lo hago con la misma perfección que lo haría Jesús y como ofrenda al Padre del cielo VAN A VER COMO TODO CAMBIARA!!!! Y ESTA CONVERSION QUE TANTO NOS CUESTA SERA MAS FACIL, PUES ANTES ERAMOS SOLOS, AHORA ES JESUS EN NOSOTROS QUIEN OBRA LA CONVERSIÓN. Si permitimos esto, Jesús mismo vendrá y hará morada en nosotros y nos sentiremos en una comunión constante, y si somos consientes de la presencia de Dios en nosotros y en nuestros hermanos, sanaremos nosotros y sanaremos a quienes nos rodean. Se los aseguro y lo he vivido, es como estar ante el Santísimo todo el día, o como si hubiésemos acabado de comulgar, ni los malos pensamientos se atreven a aparecer y si lo hacen huyen, pues no resisten la vida de Jesús en nosotros Dios les bendiga y que continuemos multiplicando la vida de Jesús en nuestras vidas.

Esta unión hará igualmente mas fuerte nuestra oración e intercesión. Les copio mas citas que apoyan esto: Yo arreglaba unas hortensias. “Únete a Mi Trabajo de obrero. No importa mucho lo que hagas, sino el amor con que lo haces. Y el amor es unión. Mucha alegría tendré si Me ofreces el espectáculo de un alma totalmente perdida en su Salvador. “Fuente: Diario de Gabriela Bossis. El y Yo 990. Después de la comida. Hacía calor y yo me tendía a reposar. ” Toma tu reposo en unión con Mis momentos de reposo. Si no te uniera a Mí, más te valdría estar quebrando piedras sobre el camino del Sahara si allí ese trabajo te uniera más a Mí, más que este reposo. Te lo he dicho ya muchas veces, lo que importa no es la acción en sí, sino la unión conmigo. ‘Fuente: Diario de Gabriela Bossis. El y Yo ‘Ya no vivo yo, es Cristo que vive en mí’ Gál 2, 20 “Si permanecéis en Mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid todo lo que queréis, y os será hecho.” Jn. 15,7. “Que todos sean uno como Tú, Padre, estás en Mí, y Yo en Ti. Sean también uno en nosotros: así el mundo creerá que tú me has enviado. “Juan 17,21. Ánimo pues amigos y amigas que unidos a Cristo, seremos sacramento vivo pues estaremos en comunión constante con El y mientras no pequemos de forma grave la sagrada Eucaristía estará cuidando nuestra alma. Dios les bendiga. Miembro JSMF.