Mi esposo me dejó por otra mujer y yo estaba muy triste pues vivo sola en este país, solo tengo a nuestra hija que ahora tiene 10 meses. Buscando en internet sobre mis derechos en el proceso de separación, encontré esta página. Me entregué a la oración, oré por mi esposo y por la OM. Las cosas no parecían avanzar, me trataba súper mal, mi esposo hasta olía maluco. Yo seguí los consejos de esta página y no los de las otras personas, yo creí.

Mi esposo ¡regresó el 19 de marzo para la fiesta de San José!, yo le ofrecí que si me ayudaba a que mi esposo volviera yo llevaría una imagen de Él a la iglesia… y un milagro que al otro día, mi esposo volvió. Hoy las cosas son tan diferentes, vivimos en armonía y hasta económicamente empezamos a mejorar. Gracias.