A inicios del 2014, acaba de cumplir 16 años de casada cuando sentí que todo en mi matrimonio estaba mal, mi esposo totalmente indiferente, grosero conmigo y mis hijas, yo me preguntaba que pasaba, pero el no llegaba tarde, ni faltaba con dinero. Para ese entonces le puso clave al teléfono y cada vez todo más extraño, el comenzó a hacer dieta y perder peso, salía a correr con dos amigos. Al mes y medio de salir a hacer deporte con sus amigos, una noche mientras el salió a correr yo salí a hacer una gestión, iba en mi carro cuando lo topé corriendo con una mujer, aunque pare el carro el juró que no pasaba nada, que yo estaba loca, y aunque hacia dos semanas yo había descubierto que estaba embarazada, a él no lo importaron mis lágrimas o sufrimiento, incluso nisiquiera se montó en el carro para regresar conmigo a casa, apareció hasta dos horas después.

Ese día, supe que había otra mujer, en ese momento no era sabía, comencé a buscar y buscar, tres días después el iba a salir en el carro y yo puse una grabadora debajo del asiento del conductor, cuando el regreso yo descubrí todo, claro que había otra. El se sentía totalmente enamorado de ella, escuché sus palabras de amor, besos, caricias, como él le profesaba amor y suplicaba que ella dejara a su novio, esa noche fue tan impactante que amanecí en el hospital, era tanto mi dolor, que hasta estaba perjudicando mi embarazo, ni siquiera eso le conmovió.

Una vez que salí del hospital, llegue a mi casa y lo eché, eso era lo que él deseaba, inmediatamente agarró sus cosas y se fue, no le importaron sus hijas, ni embarazo, nada, él se fue y siguió con ella, siendo el otro porque ella tenía novio, yo no sabía quién era ella, pero al mes de.separada descubrí quien era ella, casualmente una Ex alumna mía, hija de una ministra de la comunión de nuestra parroquia. En mi furia la busque (cosa que me arrepiento ante todo) la confronte, pero ella casi que se burló de mi en mi cara.

En esos días mi dolor era tan intenso, que comencé a buscar páginas con oraciones y llegué a la página de Jesús Salva mi familia, comencé a leer, a entender la lucha espiritual, a leer sobre la mujer sabia y sin el apoyo de nadie, comencé mi lucha. Mi esposo me odiaba, le gustaba humillarme y yo hacia lo mismo.Un día llegó a casa y me dijo, vengo sólo a decirte algo «yo  no la amaba, y nunca la amé, ni nunca la voy a amar, entienda la detesto, y ni por lastima estaría con usted, así que olvídese de mi» . Era tanta tristeza, pero para ese momento.comencé a callar, a ser sabia, miraba por el y por ella, pero de corazón logré perdonarla a ella y comencé la lucha espiritual para que ella buscará el camino de Dios.

Luego, me enteré que ella terminó la relación con él, que se alejó, que le pidió que no la buscara más, pues, el era un hombre casado.

Sin embargo, eso no hizo que él regresara, el siguió si vida de soltero, sin compromisos, ni remordimiento, yo encambio entregué mi vida a Dios, deje de estar pendiente de él, deje de buscarlo, de rogarle, pero oraba por él. Los jueves siempre ante el Santísimo, ponía su vida, incluso deje de orar para que regresara, sólo le pedía a Dios, que abriera sus ojos espirituales y que fuera un buen padre.

Pasaron de pronto dos meses sin vernos y les juro que estaba feliz con mi Dios y sin mi esposo, hasta me llegué a decir, no necesito mi esposo para seguir solo Dios. Suena todo muy lindo, pero antes de llegar a ese estado, muchas veces caí y lloré, me desespere y aquí me tuvieron que apoyar mucho.

Para el día del cumpleaños de mi esposo, decidí hacerle un vídeo con fotos de sus hijas, ore mucho para que fuera bien recibido y lo mandé, dos horas después me llamó llorando. Que nadie le había dicho feliz cumpleaños y que el quería salir a comer y pedirnos perdón, así fue, en la noche salimos, nos pidió perdón y regreso a  casa.

Ahí es cuando comenzó la verdadera lucha, él regresó y yo no fui sabía, comencé a llorar,perseguir, gritar, insultar, manipular, reprochar, enloqueci, al punto que el regresó en diciembre, mi hijo nació en enero y el se fue nuevamente en mayo. Antes de que se fuera le dije, si usted se va, yo me mato y el me contestó, Ojalá se mate.

Me sentía terrible, no  me podía perdonar que Dios había devuelto mi esposo a casa y yo había echado todo a perder de nuevo, para el yo era una mujer loca y enferma. Y claro, con justa razón, así me comporté.

Pero lo bueno es que Dios es tan misericordioso que empecé mi lucha de nuevo. Quería todo ya, me enojé con Dios y hasta una día me despedí de este grupo y dije chao no sigo en la lucha.

Pero, gracias al apoyo de este grupo, seguí y seguí y seguí, ore con fe, espere y amé la voluntad de Dios
Y cuando menos lo espere, cuando menos lo pensé, DIOS CON SU GRAN PODER, hizo lo que era imposible a los ojos humanos.Nadie lo creía.

Dios restauró mi matrimonio, mi actitud fue otra, perdone de verdad en nombre de Dios.

Después de todo lo que pasé Dios nos ha bendecido, espiritual, emocional y hasta económicamente. Después de esta gran prueba,  Dios, permitió que compraramos casa.

Mi esposo ahora es un gran hombre, el que siempre ha sido, pero había caído en un esposo prodigo. Lo perdone, lo recibí como un rey, nunca más le reproche sus errores, ahora buscamos juntos de Dios, oramos, y definitivamente mis hijos y nosotros le servimos a Dios, entregamos nuestra vida a él
Y esperamos y confiamos en Dios que lo que pasamos fue por que modificamos sobre arena, pero ahora nuestra base es la piedra.

Y cada día oramos y suplicamos a Dios que nos aparte del mal, que nos de la valentía para afrontar y vencer las tentaciones, pero sobre todo que lo amemos y vivamos conforme a palabra.

Nunca dejen de luchar, así vean que no hay esperanza, así piensen que es imposible, por que Dios es Todopoderoso y para El no hay imposibles. Nuestra principal arma es la oración!.

 

Soldadita JSMF – Costa Rica