LA ADIVINACION, LA MAGIA, PECADOS QUE NO DEJAN RESTAURAR TU VIDA, TU MATRIMONIO Y TU FAMILIA.

Nadie entre los tuyos deberá sacrificar a su hijo o hija en el fuego; ni practicar adivinación, brujería o hechicería; ni hacer conjuros, servir de médium espiritista o consultar a los muertos. Cualquiera que practique estas costumbres se hará abominable al Señor, y por causa de ellas, el Señor tu Dios expulsará de tu presencia a esas naciones. A los ojos del Señor tu Dios serás irreprensible.(Deuteronomio 18, 10-13). Hoy en día parece aun mas notable la sutileza con el enemigo quiere confundir, engañar y perder a los hijos de Dios, sacerdotes, laicos, religiosos, siervos. Estamos siendo presa de estas tendencias y estas maniobras del enemigo. Hay muchísimas base bíblica sobre este tema, en la cita anterior claramente nos habla que nadie deberá participar en estas practicas, en primer lugar por que Dios las aborrece y en segundo lugar porque estaremos faltando directa y gravemente al primer y sexto mandamiento de la ley de Dios. Estoy convencida que la influencia demoníaca es muy real en estas prácticas y constituye una amenaza peligrosa para nuestro bienestar espiritual. El propósito es informarles acerca de los peligros y las consecuencias de la influencia del ocultismo en nuestros hogares. Las obras de la naturaleza pecaminosa se conocen bien: inmoralidad sexual, impureza y libertinaje; idolatría y brujería; odio, discordia, celos, arrebatos de ira, rivalidades, disensiones, sectarismos y envidia; borracheras, orgías, y otras cosas parecidas. Les advierto ahora, como antes lo hice, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios.(Gálatas 5, 19-21). Los seres humanos tenemos una tendencia equivocada de querer saber nuestro futuro o buscar las causas de nuestros problemas en este tipo de practicas, las consecuencia son graves, pues estamos autorizando al enemigo a tomar control de nuestras vidas a través de esta ofensa a Dios. Satanás sabe nuestra tendencia, conoce además las leyes de Dios y su incansable interés de destruir nuestras almas, por eso nos presenta cada día más y más esta practica indebida, para que caigamos en la trampa. Dice el Padre Fortea (Padre exorcista) en su opinión que: Sea cual sea el fenómeno que sufra o crea estar sufriendo lo que nunca, jamás, se debe hacer es ir a un brujo para acabar con cualquiera de estos fenómenos (sea posesión, mal de ojo, etc., etc.). Y cuando digo brujo me refiero también a videntes, curanderos, santones, etc. Sólo se debe ir a sacerdotes o a grupos de oración. Ir a un brujo no sólo no solucionará nada, sino que puede poner una influencia maligna donde no la hay. La explicación de esto es simple, la persona que realiza el acto y la persona que lo encargan están siendo desobedientes a Dios, dando autoridad al enemigo en sus vidas, la cual desencadenara una seria de problemas mayores en nuestras vidas, por qué? El enemigo lo único que ofrece es para la destrucción de las almas y la total ruina de nuestras vidas. Todo pecado trae su consecuencias, estas consecuencia serán en menos o mayor grado, pero lo cierto es que tarde o temprano se cobrara la factura, es por eso que el enemigo es el Padre de toda mentira, a través de engaño lleva a los hijos de Dios al pecado para la destrucción propia, la razón todos la conocemos ‘La guerra contra Dios’. Todo poder en esta materia fue entregado a los apóstoles y quien busque la solución por una vía torcida comprobará que este mundo de poderes invisibles es real y que nunca debió sumergirse en él a experimentar a su propia costa. El Padre Fortea sigue diciendo que: Mucha gente se pregunta si tiene efectividad el maleficio, es decir aquello que se hace para dañar a alguien con la intervención del demonio. Algunos inadecuadamente lo llaman mal de ojo, aunque nada tiene que ver con la mirada ni el ojo. Lo primero que hay que decir es que el que hace un maleficio, como el que lo encarga, serán los primeros perjudicados por el demonio. Sin duda serán perjudicados o con algún tipo de influencia demoniaca o con la posesión o con enfermedades. Nunca se invoca al demonio en vano. Después la gente se pregunta si tiene efectividad contra el que se ha hecho. Pues eso depende de la voluntad de Dios. Es decir, de esto se afirma lo mismo que de un accidente, enfermedad o desgracia. Dios permite que en nuestra existencia sobre la tierra haya bienes y males, porque la vida es una prueba antes del Juicio. Todo estará según la voluntad del Padre, pero una persona envuelta en este tipo de practicas, estará lejos de Dios, la comunión es casi nula por lo tanto la protección de Dios es insuficiente, dejando al enemigo el camino libre para la propia destrucción. El enemigo hará todo lo posible para que no entendamos esto, para que no seamos libres. Tratara las miles de maneras para seguir su trabajo de destrucción en nosotros, hará la guerra para que no descubras ‘El pecado’, no llegues al arrepentimiento y a la reconciliación con Dios. Por lo tanto, lo mas recomendable es nunca asistir a ninguna persona, o grupos en donde se manifieste este tipo de practicas, porque aunque arrepentirse y reconciliarse con Dios, será el punto final a esta grave ofensa a Dios, no es garantía de no vivir las consecuencia, como parte de las pruebas que Dios permitirá para cumplir su propósito en nuestras vidas. Levantaré mi mano contra los profetas; contra aquellos que tienen visiones falsas y ofrecen adivinaciones mentirosas. No participarán en la asamblea de mi pueblo, ni aparecerán sus nombres en los registros de los israelitas, ni entrarán en el país de Israel. Así sabrán ustedes que yo soy el Señor omnipotente (Ezequiel 13,9). Recomiendo leer todo el Capitulo. Hay mucho más que compartir sobre este tema, pero queremos puntualizar en responder que debemos hacer si hemos caído o estamos en este pecado: 1. El Abandono total de estas prácticas, incluyendo el retiro total de todo lo usado en ella. 2. La confesión y la renuncia a todo lo realizado. 3. . La inmediata guía de un sacerdote. (Recomendación Padre Fortea): . Rezar un misterio del rosario . Leer cinco minutos el Evangelio . hablar con Dios durante unos instantes . La misa (dominical o con más frecuencia) . Colocar en la casa un crucifijo bendecido . colocar una imagen bendecida de la Virgen María. Santiguarse con agua bendita una vez al día. La inmediata guía de un sacerdote. Estos como primeros e indispensables pasos, lo demás será la guía del sacerdote que según el caso el mismo recomendara. Quisiera concluir con ajuntar lo que dice el demonio en relación al tema: EXORCISTA ENTREVISTA AL DIABLO D. MONDRONE Sacerdote: ‘Háblame de las artimañas que utilizas para seducir a las almas”, “pero prefiero que me hables tú de ello, maestro de seducción’ Enemigo: “No se necesita mucha habilidad para atraparos en el lazo a vosotros, miserables. Sois tan estúpidos y tan frágiles que da vergüenza a quien os ha amasado. Normalmente, puestos delante de lo que Él os prohíbe, basta un pequeño empujón’. ‘A éstas me las como lo mismo; se necesita solo un poco más de tiempo y de paciencia. Basta conocer los gustos, las tendencias, los innumerables enganches que todos lleváis consigo y con los cuales os aferráis: la lujuria, la ira, la ambición, la envidia, el orgullo, la sed de dinero, de bienes terrenos, la maledicencias. Si supieseis los servicios que nos hace una lengua maléfica sembradora de discordias. A las almas que muestran mayor resistencia no me acerco jamás a ellas con un asalto frontal. Las conquistó con maniobras y doy vueltas alrededor, o excavando el terreno bajos sus pies, provocando las pasiones hasta cansarlas, y llevándolas también a la desesperación. Persuadiéndolas poco o poco de que ciertos mandamientos son imposibles: que vuestro amo es un tirano; que tal cosa no puede ser pecado. “Es la artimaña que hoy estas utilizando más, demoler el sentido del pecado. Sacerdote: «¿No es verdad que el arma de la oración te da miedo y que en tus asaltos te hace retirar avergonzado?” Enemigo: “Debo admitirlo: pero contra aquellos que usan la oración no los atacó jamás de frente. Busco poco a poco y de todas maneras posibles, molestar su oración, distraerles con mil tonterías, llevarles lentamente a la náusea. Mientras tanto intensificó contra ellos mis tentaciones. A la vez buscó convencerles que Él no les escucha, que es inútil la oración, porque aún no ha perdonado ciertos pecados pasados, porque se ha abusado demasiado de su misericordia. La vieja trampa: primero haces caer a las almas en el pecado persuadiéndoles de que no es pecado, y que Dios perdona todo; después de haberles hecho caer, les restituyes la vergüenza para no confesarse por lo que han hecho, haces revivir el sentido del pecado y lo agrandas hasta hacer creer que para ellas no hay perdón. Primero la presunción, después la desesperación: dos vías óptimas para perjudicar a las almas”. Queremos exhórtalos a la reflexión y exanimación y sobre todo buscar a la instrucción de Dios, para estar atentos, para conocer la verdad y para siempre honrar a Dios Padre único que merece todo el Honor y la Gloria y que entrego como gesto de amor a su único hijo Jesús para el perdón de nuestros pecados y nuestra salvación, seamos pues agradecidos y caminemos por este camino de la mano de Jesús y María, que nos llevara con éxito a la Restauración Personal y Familiar por la cual oramos. Bendiciones . Miembro de JSMF.