Respuesta: Jesús ante el rechazo nunca dejaba que su esencia fuera robada, es decir, no devolvía el mismo trato, lo contrario devolvía el mal con el bien. No te dejes vencer por el mal; al contrario, vence el mal con el bien. (Romanos 12,21). Debemos dejarnos llenar de ese amor incondicional de Dios para lograr darlo sin recibir nada a cambio, tenemos que meditar que cuando damos, será una semilla sembrada, que a su tiempo dará sus frutos. Dios Padre nos dio a cada uno de los esposo, ciertos consejos, cada uno de nosotros debemos procurar cumplir ante Dios estos roles, y por consiguiente estaremos dando y siendo el reflejo de Dios para nuestros esposos(as). Nunca debemos olvidar, el respeto, Dios nos pide que para mantener la paz debemos dejar ir y quitarnos del camino de nuestra pareja, solo El Podrá actuar en nuestros corazones, pero nunca perdamos la expectativa de que el mismo Señor, pondrá oportunidades para nosotros demostrar nuestra transformación por medio de Cristo Jesús . El odio es motivo de disensiones, pero el amor cubre todas las faltas.(Proverbios 10,12).   M.E   JSMF