Respuesta: Orar y Ofrecer a Dios. Muchas veces en los momentos en los que todo parece darle la Victoria al enemigo es cuando Dios actúa con convicción, certeza y en tiempo justo. Si la insistencia de su esposo(a) se hace tema de discusión, entonces debe responderle: Que aun no estando de acuerdo con el Divorcio, no se impondrá en su camino, por amor a Dios y   el (ella) . Sin embargo, si el cónyuge no creyente decide separarse, no se lo impidan. En tales circunstancias, el cónyuge creyente queda sin obligación; Dios nos ha llamado a vivir en paz .(Corintios 7,15). Recordemos siempre que Jesús nos llama a seguir sus caminos, a actuar a su imagen y semejanza, de esta manera estaremos dando ejemplos a nuestros esposo(a) del Amor de Dios y esperamos con Fe en Dios que El culminara su Gran obra en nuestras Familias, por eso esperemos ser siempre: Un obrero aprobado por Dios, No dejes de recordarles esto. Adviérteles delante de Dios que eviten las discusiones inútiles, pues no sirven nada más que para destruir a los oyentes. (2 Timoteo 2,14).   M.E JSMF