La Respuesta: Es Si!, recordemos siempre que es una decisión amar y por amor a nuestra pareja y por el amor a Dios, rogamos por la salvación de su alma. El Adulterio es pecado de Muerte y de graves consecuencias a quien lo comete y a la familia, los principales afectados son nuestros hijos y la mala herencia que vamos dejando en sus vidas. Por eso la voy a postrar en un lecho de dolor, y a los que cometen adulterio con ella los haré sufrir terriblemente, a menos que se arrepientan de lo que aprendieron de ella.(Apocalipsis 2,22). Debemos trabajar en el perdón de corazón y en la sanación de nuestras relaciones familiares, para Dios todo es Posible y Dios es el único que puede cambiar los corazones endurecidos. El Señor mismo marchará al frente de ti y estará contigo; nunca te dejará ni te abandonará. No temas ni te desanimes. (Deuteronomio 31,8)   M.E   JSMF