Feliz 4to. Aniversario

Queridos hermanos en Cristo de la comunidad jsmf: que la paz del señor Jesucristo resucitado gloriosamente este con todos ustedes. el día de hoy nos hemos reunido en el nombre y por la gracia de nuestro señor Jesucristo, como parte de las celebraciones del cuarto aniversario de jsmf. hay mucho que celebrar y mucho mas que agradecer a nuestro buen dios padre todopoderoso y eterno. lo que un día se forjó como una visión en el corazón de un hombre y que fue compartida a un hermano se convirtió en la respuesta a las interrogantes que en esos días su corazón se hacia…¿que hacer con un matrimonio en crisis? hoy en día, esa visión, esa respuesta se ha materializado en una comunidad viva. en una obra de dios en la que el espíritu santo ha demostrado ser quien la guía, la alimenta, la conforta y la sostiene. no cabe duda que cuando le damos a dios, la misma respuesta que dió el publicano mateo a nuestro señor Jesús ante el llamado, su gracia nos basta para transitar confiado por los difíciles caminos de la vida. cuando acompañamos al ‘si señor acá estoy’ con la acción de emprender aquello a lo que hemos sido llamados, aun sin saber como lo lograremos, es dios mismo en la figura de nuestro señor Jesús quien camina por delante de nosotros, cual buen pastor. así, hoy nos reunimos para agradecer a dios la existencia de jsmf como una casa donde se arropa a aquellos hermanos y hermanas que llegan lastimados por las heridas de un fracaso matrimonial. pero no solo eso, se cumple además la labor encomendada por nuestro señor Jesucristo a los apóstoles al momento de subir a la casa del padre, llevar la buena nueva. así, en jsmf compartimos un mensaje de esperanza de que en dios obtenemos todo aquello que hemos extraviado al extraviarnos nosotros mismos de su camino. como todos sabemos, en jsmf buscamos la sanación y salvación de las familias, de la mano de nuestro señor Jesucristo y con la intercesión de la santísima virgen maria, a través de los sacramentos que la santa iglesia católica nos otorga como madre bondadosa. los que formamos esta comunidad un día llegamos en medio del dolor y la agonía, y encontramos en nuestros hermanos un remanso de paz, en medio del cual empezamos a recuperar la esperanza de que hay una solución para aquel problema que nos empezaba a minar la felicidad y la vida. y nos encontramos con una verdad absoluta, que de pronto habíamos ocultado tras el dolor y el pecado, dios me ama; y dios quiere y puede salvar mi familia. no obstante, después de la refrescante bienvenida y oportuna bocanada de fe y esperanza, la realidad nos vuelve a confrontar, oro pero todo sigue igual. y no se trata que dios no pueda o quiera salvar mi matrimonio, o que debamos cubrir una cuota de horas rodilla o un número mínimo de rosarios, sino que debemos comprender por qué estamos acá. con el tiempo hemos de obtener la suficiente comprensión de que los problemas en nuestro matrimonio constituyeron un llamado, una invitación, o un grito que destapara nuestra sordera espiritual para reconocer que habíamos negado a dios ocupar el centro de nuestro hogar. así que el camino que decidimos recorrer de la mano de dios era mas bien un necesario proceso de conversión matizado por pruebas de fe. ‘por esta razón están ustedes llenos de alegría, aun cuando sea necesario que durante un poco de tiempo pasen por muchas pruebas. porque la fe de ustedes es como el oro: su calidad debe ser probada por medio del fuego. la fe que resiste la prueba vale mucho más que el oro, el cual se puede destruir. de manera que la fe de ustedes, al ser así probada, merecerá aprobación, gloria y honor cuando Jesucristo aparezca.’ 1san pedro 1,6 7 cuando el entendimiento llega a nuestros sentidos, de pronto podemos percibir, estoy nuevamente en agonía, pero el señor que conoce nuestra débil condición humana nos da una promesa en boca del apóstol san pablo. ‘ustedes no han sufrido ninguna tentación que no sea común al género humano. pero dios es fiel, y no permitirá que ustedes sean tentados más allá de lo que puedan aguantar. más bien, cuando llegue la tentación, él les dará también una salida a fin de que puedan resistir’ 1 corintios 10:13 y esa salida, esa ayuda está aquí entre nosotros, está al alcance de nuestras manos. está en el sagrario de nuestras parroquias, es cristo mismo que decidió quedarse entre nosotros como el pan de vida. alimento supremo al que todos tenemos acceso gratuitamente y que representa la manifestación misma del amor de dios, la sagrada eucaristía. que junto con la oración perseverante se convierten en las salvaguardas para avanzar hacia la vida eterna. debemos aprender a subir a nuestro propio monte tabor. dios nuestro señor fue muy claro al consolar a san pablo, apóstol que durante toda su vida estuvo sometido a pruebas para gloria de dios. «te basta mi gracia; mi mayor fuerza se manifiesta en la debilidad» 2corintios 12, 9. nos basta la gracia de dios, su amor. que encontramos plenificado en la sagrada eucaristía. por eso, no hay que temer. dios esta en control de todo lo que nos sucede. solo hagamos nuestra parte, abracemos un compromiso de conversión. posteriormente podremos reflexionar sobre los detalles de la conversión, mirando algunos de los ejemplos más ilustrativos de un proceso de conversión en la vida de los santos. porque nuestro señor Jesucristo nos dio una instrucción muy clara, que busquemos primero el reino de dios, y todo lo demás se nos dará por añadidura. aquel hermano o hermana que cree en esa promesa y obedece esta instrucción tiene asegurado un camino de pruebas llego de gracia, fortaleza y créanlo o no, felicidad verdadera. porque algo es muy cierto, sin conversión de ambos cónyuges no se puede dar una restauración verdadera y perdurable. restauración que durará toda la vida, como el mismo proceso de conversión. queridos hermanos el camino se antoja largo y difícil, pero de la mano de nuestro señor Jesús se vuelve corto y suave. solo debemos estar atentos a mantenernos alimentados del pan de vida, para vencer las tentaciones que el enemigo nos presenta. y una de las tentaciones más aberrantes contra el matrimonio es el divorcio. tan es así que nuestro señor Jesucristo tuvo que clarificar. evangelio cuya lectura se vuelve obligada para todo aquel que lucha por su matrimonio, pero que también se ha convertido en trampa para defenestrar el carácter sagrado del mismo. ‘en aquel tiempo, se acercaron a Jesús unos fariseos y le preguntaron, para ponerlo a prueba: ‘¿le es lícito a un hombre divorciarse de su esposa?’ él les respondió: ‘¿qué les prescribió moisés?’ ellos contestaron: ‘moisés nos permitió el divorcio mediante la entrega de un acta de divorcio a la esposa’. Jesús les dijo: ‘moisés les prescribió esto, debido a la dureza del corazón de ustedes. pero desde el principio, al crearlos, dios los hizo hombre y mujer. por eso dejará el hombre a su padre y a su madre y se unirá a su esposa y serán los dos una sola cosa’. de modo que ya no son dos, sino una sola cosa. por eso, lo que dios unió, que no lo separe el hombre.’ ya en casa, los discípulos le volvieron a preguntar sobre el asunto. Jesús les dijo: si uno se divorcia de su esposa y se casa con otra, comete adulterio contra la primera. y si ella se divorcia de su marido y se casa con otro, comete adulterio’. evangelio de san marcos 10, 2 16 unos fariseos le cuestionan al divino creador en la figura de Jesucristo algunas inquietudes sumamente delicadas acerca del proyecto que tenía para la obra mas excelsa salida de sus manos; y nos remonta al libro del génesis, que nos traslada al mismísimo inicio de la creación, momento y lugar desde el cual dios nos enseña una primer gran verdad para todos los días de nuestra vida: ‘a dios no le agrada la soledad para el hombre’. el libro del génesis nos ilustra que en el sexto día, dios encontró algo que no le agrada. ¿y que es lo que no esta bien a los ojos de dios?: ‘no está bien que el hombre esté sólo’. y es que dios se ha dado cuenta de que hay un invitado ‘non grato’: la soledad. en consecuencia dios se da a la tarea de solucionar aquella situación, para lo cual buscará crear esa ayuda necesaria y adecuada para el hombre. y aquí es donde el hombre encuentra que aquello que le es complementario no está en las cosas sino en las personas. es así como vamos contemplando un singular desfile de cada una de las criaturas ante el hombre, así como la imposición de nombre a cada una de ellas, y con ello va manifestando su superioridad. se trata de un hombre convertido en el lugarteniente de dios en la creación, y que ha iniciado sus funciones. sin embargo, adán no encuentra entre aquellas criaturas alguna que en su semejanza sea capaz de mitigar eso que a dios no agradó, la soledad. y es que dios quería conducir al hombre a que por medio de una especie de terapia de choque aprendiera algo que jamás debería olvidar. así es como dios se da a la tarea de sacar del lugar mas cercano al corazón una costilla y creará a aquella que complementará la vida del hombre. solo entonces el hombre pronunciará el primer y quizá mas hermoso poema que surge del amor humano: ‘esta si que es hueso de mis huesos y carne de mi carne’. porque ella es parte del hombre y lo mas cercano a su corazón. de esa manera, el hombre capta entonces de forma automática una gran lección que dios le ha regalado: las cosas son para usarse y las personas son para amarse. pero, lamentablemente no siempre fue así. en la vida sobrevendrá el egoísmo en el hombre, tergiversando todo aquello que dios le ha enseñado. y empieza a amar sus cosas y a usar a las personas. convirtiéndose en uno de los más lamentables pecados de nuestro tiempo. la soberbia que deslegitimiza el amor. de ahí se origina aquella enfermedad que hace referencia nuestro señor Jesús a los fariseos, esa apoplejía que alteró el corazón del hombre y que le conllevó a tener un corazón petrificado, endurecido, calcificado…un corazón que no ama. la continuación de la historia la conocemos y la seguimos presenciando, o mejor dicho, la seguimos padeciendo en tantos hogares que han dejado de ser un paraíso para los esposos: sobreviene el morbo ante la desnudez, en la conciencia misma de la miseria en la que se ha caído. se vive la soledad que dios quiso erradicar con la creación de la compañera de adán. por lo tanto, fue necesaria la redención. y precisamente esa obra redentora, es la que cristo nos ha traído al mundo. como un nuevo adán, el segundo y definitivo, que ha venido a devolverle la bondad a la creación de dios. cristo ha venido a devolvernos la conciencia del bien preciado, el amor. veamos en nuestro señor Jesús, la plenificacion del amor de dios al hombre y camino por medio del cual se puede volver a reconstruir el orden sagrado de la familia, en el sacramento del matrimonio. hermanos de jsmf, estas en el camino correcto. es tiempo de que te convenzas en seguir a nuestro señor Jesucristo, el buen pastor que da la vida por sus ovejas. aquel que las conoce y las llama por su nombre, y estas le siguen y les da la vida eterna. mantente dentro del rebaño del buen pastor, escucha siempre su voz y síguelo, y te encontrarás un día nuevamente viviendo en el hogar que debe ser paraíso. dios nos bendice ampliamente. amén. feliz cuarto aniversario. avancemos en el amor. paco castillo viva cristo rey!!! Miembro Coordinación JSMF.