Hola a Todos, Dios en su Misericordia me ha dado la oportunidad de reconstruir mi matrimonio, después de varios meses de angustia, dolor, desesperación, ira, enojo, desconfianza, depresión etc. El domingo por la noche, mi esposa regresó espiritualmente a nuestro matrimonio. Gracias Señor Jesús por este ¡milagro, ¡Eres tan Grande y Maravilloso! que todo lo imposible es ¡posible para ti! Hermanitos lindos, les comparto esto porque tengo la obligación , responsabilidad y la alegría de decir que Jesús entró a mi vida, a mi corazón y a ahora mismo está llegando a la vida de mi esposa, ella está en la disposición de luchar, seguir adelante, reconstruir este matrimonio que juntos habíamos llevado al fango y ahora ella quiere que juntos lo saquemos de allí, ahora se ha mostrado más cariñosa, más atenta, preocupada por mí, me toma de la mano a cada momento, estamos orando con nuestros hijos, ella está comprendiendo que la oración es necesaria para nuestras vidas y nuestro hogar.

Hace un mes escribí un mensaje acá mismo, contando la triste situación en la que se encontraba mi vida y matrimonio, hoy por hoy les digo a los que están en la lucha, que no desmayen, mi esposa me dijo en repetidas ocasiones que no me amaba, que no quería saber nada de mí, que no me quería cerca, que no entendía porque estaba conmigo, que ya no tenía fuerzas para seguir luchando por nuestros hijos, no quería atenderlos, solo le importaba satisfacer sus necesidades y gracias a Jesús y La Virgen María me la están devolviendo poco a poco, es un proceso lento, vale la pena la espera, el resultado final es maravilloso ,creo yo, todavía no me dice que me ama, el simple hecho de ser cariñosa, de querer luchar ya es ganancia y sé que llegará el día en el que totalmente estemos restaurados y sirviendo a nuestro creador, es el único poderoso que se merece toda nuestra atención, y una vez lo empecemos a seguir ,nos ocupemos de sus cosas Él se ocupará de las nuestras. ¡Bendito y alabado sea nuestro Dios!.