Veronica.

Mi testimonio es de un antes y un después..

Desde mi niñez conocí lo que es perder seres queridos pues soy adoptada a mis padres biológicos no los conocí y los adoptivos a la fecha ya fallecieron  y no tengo hermanos… Cuando conocí al hoy mi esposo fue encontrar un cómplice alguien en quien confiar, un buen hijo eso fue lo que llamo mas mi atención el ver como el ama a su mama y hermanas muy apegado a su familia, nuestro noviazgo duro casi 10 años  con altas y bajas pero siempre juntos.

Llego el día de nuestra boda fue el día mas feliz de mi vida, la luna de miel duro casi 12 años y empezaron los problemas, yo creía que mi matrimonio era perfecto lleno de amor y confianza que mal estaba. En este punto ya me había sometido a tratamientos de fertilidad y no funcionaron, eso fue lo que ocasionó que poco a poco nos distanciarnos hasta y dejamos de tener la buena comunicación. El en su trabajo conoció una chica que se convirtió en una “buena amiga” yo le decía que no me gustaba su amistad y el decía que yo era celosa que no pasaba nada que teníamos que crecer con nuevas amistades que estaba viendo mal que el solo me quería a mi. Ella sale embarazada no de mi esposo, ella tenia un novio, pero igual aceptaba salir con mi esposo y en ocasiones salíamos los cuatro, ella con su novio, mi esposo (Sergio) y yo. Todo parecía normal, nace una niña hermosa y nos pide que la llevemos a bautizar para convertirnos en compadres, yo acepte mas por obligación que por gusto. En  noviembre del 2012, celebramos el bautizo, de pronto mi esposo, cada ves decía mas mentiras, llegaba tarde, me decía voy con mis amigos a cenar, y así poco a poco hasta que llego el día en que el me dijo “me voy no soporto mas, tu no me dejas crecer, tengo mucho tratando de salvar nuestro matrimonio” yo quede en shock no lo podía creer pues nosotros no habíamos discutido ni siquiera una palabra altisonante nada.
Todo me daba vueltas y yo lo único que le dije fue que se me hacia injusto, que yo estaba sola, que si alguien mas ya lo esperaba y el dijo tajante no. Se fue el amor de mi vida, me refugie en la oración empece a ir a misa con mas frecuencia, a rezar el Santo Rosario, le hablaba por teléfono con frecuencia , no para discutir, pero si para preguntarle tonterías, bendecirlo y decirle que lo extrañaba.
El también me llamaba, pero lo hacia o muy noche o muy temprano y casi siempre era para pedirme que rezara por el.

Hoy me doy cuenta que si no hubiera sido por eso el, no estaría a mi lado . Duramos casi cuatro meses separados, después de ese tiempo, el una mañana me llamo y me dijo quiero una segunda oportunidad,  aquí afuera el mundo es muy difícil, yo acepte feliz pero dijo si regresamos vamos a pedir ayuda Espiritual y terapia. Conocimos a una hermana y el cenáculo de Guadalajara, aun hoy seguimos creciendo… Y mi amado esposo hoy esta mucho mucho muy enamorado de Cristo. Hoy sabemos que nuestro matrimonio es de tres Dios mi esposo y yo..

Verónica.

Amo, perdono, olvido…

Sergio

 Hola. soy Sergio esposo de Vero…

El antes de mi conversión, era hijo único varón, rodeado de tres hermanas. Aun así en casa, nunca hubo preferencia hacia mi. Mi familia es humilde, con carencias pero rodeados de amor de padre y madre. Nuestro noviazgo duro 9 o 10 años en los cuales hubo amor y respeto, si peleábamos no durábamos mucho enojados. Nos casamos y vivimos con mi suegra, quien meses después falleció y hoy estamos seguros que nos cuida desde el cielo. Afortunadamente en el trabajo me iba bien,y empece a ganar bien. Pero no estaba preparado para ello,y empece a derrochar el bien patrimonial en comidas, parrandas y amigos. En este proceso buscaba amigas para ayudar a salir adelante, hasta que alguna quiso algo mas que dinero y caí en su juego. Empezamos a salir a escondidas. Al tiempo ella salió embarazada de su novio, el cual era un desobligado y no se hacia cargo de ella ni del bebe. Yo con deseos de tener bebé caí en sus juegos de que podíamos formar una familia y abandone a mi esposa, nos fuimos a vivir juntos a un departamento y ya había empezado mi infierno. Al estar a su lado caí en lecturas cartas y en brujería, haciéndolo totalmente en ignorancia. Caía cada vez mas al fondo, ella en vez de de darme cariño y comprensión de la reja me sobajaba y humillaba. Quise dejarla tres veces y volvía a caer en su juego. Después de tres meses tubo comportamientos fuera de lo normal, una noche como eso de la 12 de la noche o madrugada, tenia un cirio bendito, el cual le daba a la espalda de ella, cuando me pide que apague el cirio porque le quemaba, al preguntarle el porque, su rostro en medio de la oscuridad le cambio de tierna a odio y coraje. Le cuestione que tenia y solo fueron negativas y después insultos. Esto paso por casi una semana y casi a la misma hora y cada vez que oraba y prendía el cirio. En una platica que tuvimos al respecto, me comento que su novio es adorador de la santa muerte y que estaba molesto porque le estaba ayudando a ella. Y su bebé ya me llamaba papa y juraba vengarse de nosotros. En nuestra desesperación e ignorancia, caímos con unos esotéricos, que nos iban a ayudar a salir adelante, otra mentira. Llego el momento que me harte y ya tiempo atrás ya había empezado a rezar y a pedirle a Dios sabiduría y fortaleza para seguir adelante, y por parte de mis padres, pedían en sus oraciones por mi liberación. La ultima noche y día que pase con ella fue algo entre horrible y gratificante, la noche anterior que fue sábado, puras discusiones y nada de tranquilidad, ese es el verdadero infierno, el secuestro espiritual y mental en tu mismo cuerpo. Al amanecer del domingo siguiente, igual la situación, pleitos y malas caras. En mi desesperación llegue a misa buscando paz y tranquilidad, no la halle. Llegue a otro templo y entre al Santísimo y empece a hablar con Dios como nunca, en vos alta y llorando harto de mi porquería de vida que llevaba, le entregue a Dios Padre mi vida, mis padres, esposa y en fin todo lo que tenia o decía tener y deje por una mala mujer, que solo quería dinero. El cual ya ni rendía y estaba por acabarse, ya que estaba perdiendo también mi trabajo, aparte de mi familia. Me rendí por completo y me entregue a su Misericordia, llevarte mi vida mis posesiones, mi trabajo, en fin todo era suyo, no podía luchar mas, no tenia fuerzas humanas para seguir adelante. Me rendí totalmente a Dios. En mi ignorancia y falta de Fe, solo le pedí señales para saber que camino seguir. Y saben, esa misma noche me dio mi primera señal, al llegar al departamento después de recoger a su bebé me insulto y me corrió de su vida. Al día siguiente al irme a trabajar una fuerza extraña me empujo a recoger mis pertenencias y colocarlas en mi coche. Por la tarde aun tenía dudas y volví a pedirle señales a Dios para poder alejarme de esa relación, y me la volvió a dar, al llegar al departamento ya me esperaba y como me vio llegar en mi camioneta, su expresión fue …veo que tomaste una decisión, no te arrepientas y tómala. Y solo así fue mi liberación de esa relación. El convivir totalmente con el enemigo.
A partir de ahí estamos juntos mi esposa y yo. Fue un duro caminar y luchar por conseguir el perdón de todos aquellos a quien les había hecho daño. Por la gracia de Dios mi esposa me perdono y no perdí mi trabajo. De esto ya hace tres años, y muchas bendiciones, grandes amigos y grandes experiencias al lado y en compañía de Dios padre y Maria Santísima.